El crecimiento del maíz se ve amenazado por la intervención del Gobierno